Compra saludable: qué tener en cuenta cuando vayas comprar

Compra saludable

Cómo hacer una compra saludable

Te dejamos aquí algunas pautas para realizar una compra saludable. Queremos  ayudarte a llevar a casa alimentos de verdad en vez de “comestibles”.

Llamamos “comestibles” a aquello que podemos ingerir pero que en verdad no nos nutre y muchas veces nos hace daño. 

Para empezar, cuando leas las etiquetas, recuerda que el primer ingrediente de la lista, es el mayoritario. 

Es decir, si la lista comienza por azúcar, jarabe de glucosa, dextrosa, fructosa, maltodextrina, sorbitol o algo similar, quiere decir que en realidad estás comprando un alimento con base de azúcar en su composición. 

Se ve fácilmente con el “cacao”. ¿Te has fijado que muchas marcas te dicen que es cacao lo que estás comprando pero que en realidad de cacao tiene un 2% y el resto es harina o azúcar?

A su vez, si la lista de ingredientes es muy extensa, quiere decir que implicará un trabajo digestivo mayor a tu organismo.

Recuerda que cuantas más mezclas de diferentes alimentos realizamos en una misma comida, más fatigamos a nuestros órganos digestivos. 

Por eso, cuanto más simplifiques las combinaciones de alimentos, más fácil será para el estómago permitir que las enzimas se activen y continúen el proceso de digestión que ha comenzado en la boca.

Cuanto más simple la comida, menos esfuerzo digestivo, digestiones  más livianas y mayor energía vital disponible para otras tareas.

Además, si no conoces los ingredientes de la lista, mejor evita estos alimentos. Seguro que tiene muchos “E-”, “C-” o similares. Son todos químicos que es mejor no ingerir.

Aplica esta regla de oro: si no sabes qué estás leyendo, mejor no lo comas.

¿Qué necesidad hay de ingerir cosas que no sabemos a ciencia cierta qué son o qué daño pueden hacernos, no?

Compra saludable

La importancia de respetar los tiempos de los alimentos

Otra de las cosas a tener en cuenta para una compra saludable, son los procesos a los que son sometidos los alimentos.

Cuando compres congelados, recuerda que ya han perdido la mitad de su valor nutricional en el proceso de congelación, y es probable que cuando los cocines, pierdan la otra mitad. 

Al congelar un alimento, sus moléculas de agua se hinchan y van rompiendo lo que encuentran a su paso, haciendo que las células estallen y pierdan un gran valor nutricional.

A su vez, cuando ponemos los alimentos a descongelar, con el cambio de temperatura se crea alrededor un caldo de cultivo estupendo para las bacterias que se hallan rondando el alimento.  

Es preciso tener mucho cuidado con cómo tratamos los alimentos antes de ingerirlos, para que conserven lo máximo que puedan sus propiedades.  

No es lo mismo comer verdura proveniente de un cultivo ecológico, donde se han respetado los procesos de crecimiento de la planta; que comer verduras cultivadas de forma intensiva, donde se aplican pesticidas y fertilizantes a destajo para acelerar el proceso.

A su vez, tampoco es igual comer carne animal proveniente de granjas donde los animales crecen a su ritmo, que la carne que proviene de la ganadería intensiva. 

Te invitamos a que siempre que puedas, no compres productos provenientes de sitios donde no se respetan los tiempos normales de crecimiento y se aceleran las producciones con hormonas, pesticidas, antibióticos y un sinfín de etcéteras que son altamente nocivos para tu organismo y para el planeta.

Elige alimentos orgánicos y dale a tu salud la prioridad que merece.

Llevarse a la boca productos cuidados, sin agregados, ni pesticidas, hormonas, antibióticos u organismos modificados genéticamente, es una de las mejores alternativas para comenzar a cuidar tu salud y la de los tuyos. 

La compra saludable y el arte de alimentarnos

Lo mejor siempre que puedas es comprar alimentos frescos e integrales y hacer la mezcla que quieras en casa. 

Es decir, en vez de comprar comidas que vienen listas para consumir con un golpe de calor, mejor compra los ingredientes por separado y haz la mezcla en tu casa.

Así, te aseguras que los ingredientes sean de calidad, y que el proceso por el que pasan estos alimentos sea el más sano posible. 

A la hora de ir a la compra, pregúntate qué consecuencias puede traerte a ti y a tu familia aquello que te llevas.

Las góndolas de los supermercados están llenas de productos muy llamativos y altamente palatables, ¿pero estás seguro/a que no ponen en riesgo tu salud?

Como consejo final, decirte que reducir al mínimo el consumo de carne y lácteos, y aumentar el consumo de frutas y verduras crudas, te traerá unos beneficios muy rápidos y espectaculares en tu estado de salud global.  

Una buena manera de introducir mayores cantidades de frutas y vegetales en nuestra dieta, puede ser en el desayuno, a media mañana y en la merienda.

Puedes comenzar reemplazando al pan con jamón por pan con tomate, y los cereales por piezas de fruta. 

Otra buena opción es introducir el hábito de acompañar tus comidas principales con una buena ensalada de vegetales frescos.

A la hora de ir a la compra, recuerda que aquello que comes hoy, está determinando tu salud de mañana.

Cuando comenzamos un cambio, es bueno contar con la guía y el apoyo de un profesional que sepa cómo asesorarnos para integrar todos estos conocimientos y que nos ayude a que este cambio sea sostenible en el tiempo.  

En Hygemon somos profesionales de la salud perfectamente cualificados para acompañarte en este proceso. Te ayudamos a ayudarte. Allí donde estés

SI ESTE ARTICULO TE PARECE INTERESANTE TE AGRADECEMOS QUE COMPARTAS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
FACEBOOK

La salud tiene un orden. Descubre el camino correcto para potenciarla.

Método propio

ASESORÍA DE SALUD INTEGRATIVA.

Rellena el formulario y pide tu sesión de valoración gratuita.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad