El Des-Ayuno: “Desayuna colores. Llénate de vida.”

Des-Ayuno

Des-Ayuna liviano y empieza el día con energía. 

Antes de hablarte del des-ayuno, vamos a comenzar contándote un poco sobre la inteligencia innata de nuestro organismo.

Imagínate el mecanismo tan meticuloso que posee un reloj, donde cualquier mínimo detalle o pieza que no esté equilibrada, hará que los entresijos del engranaje se desequilibren, y el reloj empiece a retrasarse, adelantarse o directamente se pare y “muera”.

Podríamos comparar metafóricamente a nuestro organismo con un reloj suizo. Una máquina perfecta en la que debemos prestar especial atención a los tres biorritmos por los que se rige, para que nuestro «engranaje» funcione a la perfección.

Este último biorritmo tiene especial relevancia, debido a que es el momento en el que el organismo expulsa sus toxinas. Por eso, necesitaremos disponer de toda nuestra energía para poder llevarlo a cabo.

Si en este intervalo de tiempo comemos copiosamente el cuerpo centrará su energía en realizar la digestión, dejando de lado el proceso de eliminación, lo que derivará en graves consecuencias para nuestra salud.

¿Te preguntas por qué eliminamos las toxinas de 6:00 de la mañana a 14:00 de la tarde?

La respuesta es muy sencilla: al realizar el ayuno nocturno hemos estado aproximadamente 8 horas sin ingerir alimento, sin realizar la digestión. Esto permite que el organismo tenga energía disponible para encargarse de sus tareas depurativas, y que los órganos de eliminación puedan realizar sus funciones.

De ahí la palabra Des-Ayuno, que significa deshacer el ayuno.

Lo que no eliminamos, lo cargamos. Lo que cargamos, nos pesa. Y lo que nos pesa, no nos permite descansar. Por ello, es vital romper el ayuno nocturno con alimentos frescos, vivos y de baja carga digestiva.

El des-ayuno es la comida más importante del día

¿Cuántas veces habéis oído el famoso dicho “el des-ayuno es la comida más importante del día”? Es totalmente cierto, pero por desgracia trágicamente mal interpretado.

Habéis visto y oído hablar miles de veces del desayuno americano: huevos fritos, judías, salchichas, bacon, etc. ¿Y el típico desayuno español? Café con leche o colacao con pan, bollería…

Durante años estaba incluso bien visto este tipo de comportamientos alimenticios tan perjudiciales. Pero por suerte ha pasado de moda esta falacia.

Los estudios y la comunidad científica cada vez están más de acuerdo en la gravedad de mantener esta costumbre y la opinión pública cada vez está más a favor de una alimentación consciente.  

Por todo esto es que en Hygemon le damos a las frutas la relevancia que se merecen. 

Des-ayunar sabiamente es sinónimo de salud.

Des-Ayuno

Des-Ayuna frutas, des-Ayuna vida.

Las frutas son el alimento más completo para nosotros. Comerlas a menudo y en más cantidad es un hábito que conlleva incontables beneficios:

Por todo lo expuesto, desde Hygemon te proponemos romper el ayuno nocturno con frutas, debido a su alto valor nutricional y su baja carga digestiva.

Esto le permitirá a tu cuerpo continuar sus tareas de eliminación durante la mañana y te proporcionará energía muy rápidamente para que comiences cada día con una mente liviana y una sonrisa que la acompañe.

Si no sabes cómo empezar a incorporar las frutas en tu día a día, estaremos encantados de acompañarte en este proceso.

Te ayudamos a ayudarte. Allí donde estés.

SI ESTE ARTICULO TE PARECE INTERESANTE TE AGRADECEMOS QUE COMPARTAS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

La salud tiene un orden. Descubre el camino correcto para potenciarla.

Método propio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad