Estrés y ansiedad: una amenaza constante.

Estrés y ansiedad

Todos experimentamos un estrés físico a corto plazo casi continuamente. Esta clase de estrés es normal, natural y beneficioso. El problema surge cuando se vuelve crónico, derivando en estados de ansiedad.

El CISE aborda todos los factores estresantes de tu vida, proponiendo soluciones tangibles y herramientas para que puedas autogestionarlo.

¿QUÉ ES EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD?

El estrés es un mecanismo de supervivencia que nos permite adaptarnos a nuevas situaciones: cuando nos sentimos amenazados, se desencadena una reacción de estrés en todo el organismo, preparando al sistema nervioso para una acción física inmediata: los músculos se llenan de combustible y se acelera todo el metabolismo.

Es algo normal y ventajoso, siempre y cuando la “alerta” no sea continua, provocando en el organismo un estado de inquietud psíquica constante, que deriva en ansiedad.

"SIN UNA CIERTA CANTIDAD DE ESTRÉS, NUNCA TENDRÍA LUGAR NINGÚN CAMBIO, PROGRESO O CRECIMIENTO".


La ansiedad es una emoción ligada a la anticipación de acontecimientos y está presente incluso cuando no hay peligro real, generando una situación de desequilibrio bioquímico interno.

CAUSAS PRINCIPALES


El sistema inmunitario es altamente sensible a las hormonas que se mueven en la sangre cuando uno se siente estresado. Dentro del intestino, las uniones estrechas empiezan a ser dañadas, dejando que pasen trozos de paredes bacterianas y otras sustancias a la sangre. Esta situación lleva a una reacción inflamatoria, que se asocia con enfermedades degenerativas del sistema nervioso.

RESPUESTAS FISIOLÓGICAS AL ESTRÉS

  1. Liberación de cortisol y glutamato en el cerebro y resto del organismo, con la consiguiente capacidad de dañar neuronas.
  2. Aumento de la presión arterial.
  3.  Aumento del flujo sanguíneo a los músculos al tiempo que disminuye hacia los órganos.
  4.  Aumento del ritmo del metabolismo celular por todo el cuerpo.
  5.  Aumento de la glucosa sanguínea.
  6.  Aumento de la glucólisis en los músculos.
  7. Aumento de la fuerza y actividad muscular.

Los alimentos a los que recurrimos normalmente al experimentar estrés (ultraprocesados, azúcares y harinas refinados, lácteos, helados, etc.) preparan el terreno para un estrés patológico. 

 

"EL SER HUMANO ESTÁ BIOLÓGICAMENTE PREPARADO PARA VIVIR EN EL PRESENTE, NO EN CONSTANTE AMENAZA".

LA SOLUCIÓN DEL CISE PARA EL ESTRÉS

Para gestionar el estrés adecuadamente, es necesario comenzar por una limpieza profunda del organismo que regenere nuestras mucosas y tejidos, ya que esto permitirá la óptima síntesis de las hormonas y neurotransmisores que intervienen en los procesos de estrés. 

El programa CISE trata el estrés desde la raíz, identificando las situaciones que lo genera, pudiendo éstas estar ubicadas tanto en el ámbito físico como en el emocional y realizando una puesta a punto general del organismo. 

La correcta gestión emocional y una nutrición antiinflamatoria, junto a la integración de hábitos sanos se vuelve vital para que el estrés y la ansiedad no se vuelvan patológicos en tu día a día. 

SI ESTE ARTICULO TE PARECE INTERESANTE TE AGRADECEMOS QUE COMPARTAS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Hygemon Terapia Higienista .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Hygemon Terapia Higienista.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

FACEBOOK

La salud tiene un orden. Descubre el camino correcto para potenciarla.

Método propio

ASESORÍA DE SALUD INTEGRATIVA.

Rellena el formulario y pide tu sesión de valoración gratuita.