La alimentación después del destete: ¿Por dónde empiezo?

Alimentación después del destete

¿Cuál es la alimentación ideal para mi bebé?

La alimentación después del destete es un tema que preocupa. ¿Qué debería darle a mi hijo? ¿Será que mi bebé ya está preparado para digerir tal o cual alimento? ¿Por dónde empezar? 

Cuando un niño alcanza la madurez del destete, lo mejor es comenzar dándole alimentos de muy baja carga digestiva pero de alto valor nutricional. 

Así, el primer y mejor alimento que un niño necesita después del destete, es la fruta.

La fruta es el alimento que tiene menor carga digestiva, por lo que no le generará un esfuerzo añadido al sistema digestivo del bebé. 

Además, las frutas en su composición contienen sus propias enzimas, lo que ayuda a su propia digestión. 

En este período, donde el niño comienza a relacionarse con su entorno de otra manera, lo mejor es darle alimentos que sean lo más naturales posible. 

Evita aquellos que requieran de un proceso digestivo mayor, como almidones, azúcares añadidos, lácteos, productos refinados y en general, la proteína de origen animal.

Lo ideal para que el niño continúe creciendo sano y tenga sus necesidades nutricionales cubiertas es proporcionarle alimentos integrales, de baja carga digestiva y una densidad nutricional alta.

En este grupo, se encuentran las frutas y vegetales crudos, especialmente.

Los frutos secos es mejor dárselos más adelante: cuando nuestros bebés hayan desarrollado una buena dentadura que les permita masticarlos y ensalivarlos completamente. 

Además, los frutos secos en general contienen una cantidad de proteína mayor que la que los bebés necesitan y pueden asimilar. 

Recomendamos comenzar la alimentación después del destete con frutas dulces y con mucha agua, como el melón o la sandía. Las naranjas también son una buena opción. 

También los plátanos maduros, los dátiles o higos secos, ya que son frutas muy dulces y que proporcionan una energía casi instantánea.

Alimentación después del destete

Sabores puros, alimentos integrales

Cuando nuestros bebés comienzan a comer alimentos sólidos, lo ideal es ir gradualmente de aquellos alimentos que tienen una menor carga digestiva a otros con una carga digestiva mayor.

Además, recomendamos combinar pocos alimentos en cada comida y evitar agregados como la miel, la sal, el azúcar, las especias y los condimentos.

Esto se debe a que el gusto del niño no se encuentra degradado aún, ya que goza de unas papilas gustativas sanas.

Si evitamos echarle sal o aditivos a la comida, lograremos que sus papilas gustativas continúen sanas con el correr del tiempo.

Te lo explicamos:

Las papilas gustativas de los adultos que llevan una alimentación convencional, fueron sometidas a lo largo de mucho tiempo a la acción de la sal, el azúcar añadido o los productos refinados (los cuales llevan conservantes, colorantes, aditivos), el uso culinario de especias en exceso y un largo etcétera.

Esto hace que sufran paulatinamente una especie de entumecimiento, llegando a atrofiarse con con el paso del tiempo.

Es por eso que cuando tomamos la decisión de eliminar el consumo de sal en nuestra vida, por ejemplo, al principio nos parece todo muy soso, sin sabor.

Para revertir esta situación es necesario proporcionarle las condiciones adecuadas a nuestras papilas gustativas para que puedan regenerarse y recuperar su estado natural, que es el que permite saborear los alimentos intensamente. 

A su vez, los alimentos más feculentos tales como las patatas, arroz, cereales o legumbres, y las verduras más almidonadas, como pueden ser la zanahoria o los guisantes, no son bien digeridos por el niño pequeño sino hasta más adelante.

Para darle estos alimentos, es preciso que los niños hayan madurado aún más su aparato digestivo y desarrollado la enzima salival, ptialina, encargada de descomponer los almidones cuando estos entran en contacto con la saliva.

Alimentación después del destete: cómo comenzar a introducir los alimentos

Una excelente opción son los zumos de frutas recién exprimidos, ya que pueden utilizarse como sustituto de las tomas de leche materna regulares, para ir dando paso de forma totalmente natural a la alimentación con dentición.

Recuerda que la leche de vaca o de cualquier otro animal, no ha sido diseñada por la naturaleza para los bebés humanos. 

Es por ello que el consumo regular de lácteos puede ocasionar malestares y deficiencias nutricionales asociados a su consumo . 

Lo que sí resulta vital, es incluir los zumos de frutas y verduras en la dieta del bebé, ya que, entre muchos otros, le proporcionan minerales, vitaminas, agua, enzimas y azúcares naturales, que son la fuente de nuestro combustible.

Las comidas muy procesadas y ultrapalatables no son vitales (ni necesarias) para nosotros como adultos, menos lo serán entonces para el óptimo desarrollo de tu bebé.

Para una alimentación después del destete adecuada, evita darle pan, bollería, galletas, snacks fritos, etc.  

Para una asimilación óptima de los alimentos y un crecimiento adecuado, es necesario mantener unos hábitos de vida sanos.

Factores como la realización de ejercicio, el contacto con la naturaleza y el sol, un entorno familiar armónico, el descanso, etc. también afectan a los procesos digestivos y a la personalidad del niño.

A través de nuestro coaching de salud integral, podemos ayudarte a integrar un estilo de vida más saludable tanto para ti como para tu bebé.

En nuestros seguimientos te guiamos para incorporar progresivamente hábitos de alimentación consciente, para que aprendas a comer de una manera sana y respetuosa con tu cuerpo y con el de tu hijo.

Te ayudamos a ayudarte. Allí donde estés.  


Fotos: Kelly Sikkema en Unsplash y Jill Wellington en Pexels

SI ESTE ARTICULO TE PARECE INTERESANTE TE AGRADECEMOS QUE COMPARTAS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
FACEBOOK

La salud tiene un orden. Descubre el camino correcto para potenciarla.

Método propio

ASESORÍA DE SALUD INTEGRATIVA.

Rellena el formulario y pide tu sesión de valoración gratuita.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad