La fiebre: amiga y aliada de nuestro bienestar

La fiebre

La fiebre es nuestra mejor amiga

La fiebre es la herramienta de limpieza más potente que tiene nuestro organismo. Elevar la temperatura corporal, favorece la rápida eliminación de la toxemia acumulada: los virus y bacterias no pueden desarrollarse cuando nuestra temperatura corporal alcanza los 39ºC.

El virus de la poliomielitis prolifera fácilmente a los 35ºC. Pero a los 40ºC (cuando manifestamos un cuadro de fiebre), estos virus son 250 veces menos numerosos.

Para muchos virus, las temperaturas críticas (aquellas en las que ya no pueden reproducirse más) son precisamente las que juzgamos anormales para nuestro organismo: entre 39 y 40ºC.

Es decir, gracias a la fiebre, la toxemia es eliminada con mucha rapidez. Una fiebre más alta es un indicativo de que la persona tiene un buen estado de salud ya que tiene mayor energía vital para ayudar a la eliminación.

Para ilustrar esto que estamos diciendo, citamos al Dr. André Passebecq, célebre higienista francés: «No hay nada más favorable para el enfermo que una fiebre alta. Cuanto más intensa es la fiebre, más rápido el restablecimiento. La temperatura se mantendrá elevada mientras las toxinas no sean, en gran parte, eliminadas”

La fiebre es un síntoma que nos indica que algo no está funcionando del todo bien en nuestro cuerpo, y es por esto mismo que no debemos interferir en los procesos febriles ya que retrasaremos su enorme acción limpiadora. 

No cortes nunca la fiebre a no ser que suponga un riesgo grave para la salud.

 

Recuerda que en un estado de salud, todos los microbios se mantienen en un equilibrio con nuestro organismo.

La mayor parte de los virus, en particular los de la gripe y la poliomielitis, son incapaces de desarrollarse cuando la temperatura alcanza los 39ºC, como demostró en sus investigaciones el profesor A. Lwoff, premio Nobel de medicina en 1965.

Permite que se manifieste

Normalmente, cuando tenemos fiebre, se nos va el apetito. El cuerpo nos induce al ayuno. Solo nos apetece estar en calma, descansando.

Esto se ve claramente en nuestros niños, que están más conectados con su instinto y rehúsan comer cuando no se sienten bien.

Pero en la cultura en la que estamos inmersos, se mantiene la creencia de que es preciso comer para reponer energías y sentirnos más fuertes.

Actuar así es un error. No respetar los procesos naturales del organismo es un gran error que nos puede llevar a cronificar enfermedades.

Darle alimento al cuerpo cuando no nos lo pide, merma las capacidades curativas del organismo, debilitándonos. 

Cuando nuestro cuerpo eleva su temperatura corporal, desarrolla una función limpiadora, eliminando las toxinas que teníamos acumuladas en la sangre y tejidos.

Es importante que estos procesos no sean abruptamente cortados con medicamentos para bajar la fiebre, ya que si obligamos al cuerpo a restaurar su temperatura corporal normal de golpe, se cortará todo el mecanismo de limpieza iniciado con la fiebre.

Para afrontar procesos febriles, lo mejor es abrigarse pero no demasiado y proporcionar un ambiente relajado, tranquilo, con poca luz y buena ventilación.

También recomendamos ayunar hasta que la fiebre desaparezca. Con esto conseguiremos que el proceso de limpieza se realice de forma mucho más rápida y eficiente, y la fiebre desaparecerá en unos días de forma natural. 

En el caso de comer algo, lo mejor es ingerir alimentos con baja carga digestiva, como las frutas.

Te ayudamos a ayudarte. Allí donde estés.

SI ESTE ARTICULO TE PARECE INTERESANTE TE AGRADECEMOS QUE COMPARTAS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
FACEBOOK

La salud tiene un orden. Descubre el camino correcto para potenciarla.

Método propio

ASESORÍA DE SALUD INTEGRATIVA.

Rellena el formulario y pide tu sesión de valoración gratuita.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad