La nutrición y su importancia en la salud de nuestros pequeños

Nutrición

La nutrición tiene un papel fundamental en el desarrollo de nuestros hijos

La nutrición cumple un papel primordial en nuestras vidas. Por eso, es de vital importancia integrar desde pequeños una relación sana con la comida.

Una nutrición adecuada a cada etapa de nuestra vida permitirá que cada niño crezca saludable, con un sistema inmune fortalecido, los órganos depurativos trabajando en perfecto estado y unas emociones equilibradas.

Por el contrario, un niño que no esté obteniendo suficiente energía, enfermará con frecuencia y probablemente se vea desbordado por sus emociones.

Cuando pensamos en nuestros hijos y nos aventuramos a imaginar su futuro, pensamos que crecen sanos, felices, viviendo una vida plena.

Podemos garantizarte que todo ello ocurrirá si desde pequeños les proporcionamos las bases adecuadas para que puedan desarrollarse en un entorno de bienestar físico, mental, emocional y espiritual. 

Por todo esto, si educamos a nuestros hijos dentro de una alimentación consciente, entonces les estaremos brindando la mejor de las bases para crecer libres y sanos.

Recuerda que para poder integrar una alimentación consciente en la familia, es importante que los hábitos alimentarios sean comunes para todos los integrantes de la misma. 

Los niños son esponjas, y como tales, integrarán y copiarán las conductas de aquellas personas más cercanas.

Integrar una nutrición consciente es uno de los pilares fundamentales para que nuestros hijos desarrollen una salud plena.

Nutrición

Eres el ejemplo que tu familia necesita

“Hay que predicar con el ejemplo”, dice un refrán y no se equivoca. 

Es justamente por eso que cuando queremos enseñar a nuestros hijos lo que es mejor para ellos, lo más efectivo es que nos vean como un espejo de donde poder copiar conductas.

Por otro lado, es indispensable la implicación de nuestros niños en su propia salud, que se sientan parte activa de su realidad y tomen acción en la misma.

Por ello, es necesario hacerlos partícipes en estos nuevos hábitos.

Una forma muy efectiva es utilizar el juego: aprender jugando resulta un medio altamente efectivo para integrar nuevos conocimientos y conductas. 

Pero además de sabernos la teoría, es necesario entender los cambios a los que nos queremos someter para que resulten sostenibles en el mediano y el largo plazo. 

Por consiguiente, será preciso que los niños comprendan por qué es mejor comer unos alimentos que otros y qué consecuencias puede traerles no integrar esta alimentación en su vida. 

Si no entendemos para qué hacemos los cambios que buscamos, no serán efectivos ni duraderos.

Por otro lado, también es importante integrar estos nuevos hábitos desde el cariño hacia nosotros mismos y nuestros hijos. 

Por ello, es muy importante reconocer lo que nuestros peques están haciendo bien y hacérselo saber, ya que no todo va a ser señalarles cuando se equivocan. 

Puede que tu hijo muestre alguna dificultad en comerse todo el plato de verduras, pero en cambio, acepte comer cada día un poco más de fruta.

Este es también un gran paso y es preciso que lo reconozcamos como tal.

La constancia es otro de los factores fundamentales para conseguir nuestro objetivo, ya que si no practicamos nuestros nuevos hábitos al final se quedarán suspendidos “en el aire”.

Nutrición consciente: la importancia del coaching nutricional para niños y padres

Muchas veces se hace necesaria la figura de un profesional que nos guíe para integrar los nuevos hábitos en la familia de forma sostenible. 

Si llevamos bastante tiempo manteniendo unos hábitos de alimentación que se alejan de nuestro bienestar y queremos reconducirlos para que nuestros hijos puedan seguir nuestro ejemplo, es preciso respetar el paso a paso. 

Es vital dar el espacio necesario para transitar cada etapa y saber cuándo podemos dar un paso más. Las prisas no tienen sentido cuando hablamos de salud. 

Por eso la figura de un coach que sepa valorar en qué momento del cambio está la familia en conjunto y nos asesore para seguir avanzando, se hace imprescindible para que este nuevo estilo de vida pueda ser adoptado y mantenido en el tiempo. 

Ten presente que al niño pequeño es al que menos le va a costar: él simplemente copiará e interiorizará lo que le enseñemos. 

Es de vital importancia que el niño se sienta contenido y seguro en su núcleo familiar.

Y es por esto que la implicación familiar es vital: no se puede pretender que el niño coma más fruta si no se le muestra cómo se hace y lo rica y sana que está. 

El niño entenderá que lo “sano” es aquello que se hace en casa.

Por lo que si no cuenta con un ejemplo claro desde el núcleo familiar, protestará porque no entenderá que quieran darle de comer algo que en casa nadie más come, llegándose a sentir engañado. 

En Hygemon queremos acompañarte en este proceso de cambio y transformación familiar. 

A través de nuestro coaching, te daremos las pautas necesarias para avanzar en el momento preciso, sin generar tensiones y comprendiendo los requerimientos que tiene cada etapa. 

Te ayudamos a ayudarte. Allí donde estés. 

SI ESTE ARTICULO TE PARECE INTERESANTE TE AGRADECEMOS QUE COMPARTAS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

La salud tiene un orden. Descubre el camino correcto para potenciarla.

Método propio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad