Nutrición y embarazo

Embarazo

LIMPIANDO EL HOGAR DE TU FUTURO BEBÉ

Si hay un momento idóneo para depurar el organismo y dejarlo libre de toxinas, ese es sin duda, el momento en que decidimos traer un bebé a nuestras vidas. Aquí ya no se trata de nosotros solos o de nuestra pareja… se trata de traer una vida al mundo, una decisión que conlleva diversas responsabilidades.

La mayor de ellas, es procurar un ambiente lo más sano posible para su desarrollo y crecimiento. Por eso, cuando nos embarcamos en esta tarea, lo ideal es hacer una limpieza profunda de lo que va a ser su hogar durante los primeros 9 meses de vida.

Esto tiene especial importancia, ya que desde su concepción influimos en su salud presente y futura. Nuestros hábitos de vida, nuestra alimentación, nuestra forma de ser y de estar en el mundo, estará reflejada en nuestro futuro bebé. Permitirnos, entonces, una limpieza profunda del organismo, sentará las bases para su óptimo crecimiento.

Es de sobra conocido por todos que los genes influyen, y condicionan muchas veces, la salud de nuestros hijos; pero lo que no se conoce tanto es que la herencia que tenemos en el momento de concebir (todo lo que “viene” con nosotros en el momento presente: nuestros hábitos, alimentos, los tóxicos que utilizamos como el tabaco, el café, los medicamentos…) pasará a nuestro bebé y le marcará desde pequeño su predisposición o no a determinadas enfermedades, sus patrones de conducta e incluso sus posibles adicciones (en el caso de que los padres manifestarán tener alguna).

Si llevamos una alimentación basada en malas combinaciones, con pocos alimentos crudos como frutas y verduras y con muchos alimentos procesados (y/o ultraprocesados), como puede ser el pan, la pasta, la carne, el pescado y los lácteos, tenemos que ser conscientes de que este tipo de alimentación genera en nosotros un exceso de toxemia y que esos “alimentos”, junto con la toxemia generada, pasarán a nuestro bebé, condicionando desde el inicio su crecimiento.

Lo mismo ocurre si tomamos medicamentos con frecuencia, o si recurrimos al tabaco o el alcohol (por dar ejemplos)… los residuos que se generan en nuestro organismo pasarán a depositarse directamente en nuestro bebé.

LA IMPORTANCIA DE UN PLAN DEPURATIVO

En el momento en que decides traer al mundo una vida nueva, es preciso tomar consciencia de todo lo que ello supone y de cómo pequeños cambios en tu rutina diaria pueden llevarte a experimentar una mejoría en la calidad de tu salud que se traducirá en una mayor calidad de vida para tu bebé.

Con un plan depurativo, lo que se consigue es limpiar el organismo de dentro hacia afuera. Esta limpieza trae consigo la eliminación de toxinas acumuladas con el tiempo, y además permite la incorporación de hábitos de vida más sanos que son los que darán a tu futuro hijo el colchón necesario para un crecimiento en buenas condiciones.

Un plan depurativo antes de quedarte embarazada permite, además, que la energía vital esté disponible para lo realmente urgente. Entre los beneficios de realizarlo, se encuentra un aumento en la fertilidad de ambos sexos, mayor calidad del esperma masculino, una mejora notable en los órganos de eliminación, así como en la digestión y asimilación de nutrientes, mayor calidad en el descanso (indispensable para una mujer embarazada), fortalecimiento del sistema inmune, equilibrio físico y emocional (otro punto crucial a la hora de traer vidas a este mundo)…

Cuando nos quedamos embarazadas, es el propio organismo el que desencadena su plan depurativo, con el objetivo de proporcionarle al futuro bebé una “casa confortable”. Los vómitos y las náuseas, el cansancio excesivo, el rechazo a determinados alimentos, los mareos, dolores de cabeza… son síntomas de desintoxicación que el cuerpo manifiesta de forma aguda y urgente porque sabe que hay una situación de alerta: debe albergar una vida en su interior y es preciso limpiarse antes de poder embarcarse en una tarea de tanta importancia.

Por otro lado, el traer un bebé al mundo, normalmente es cosa de dos. Es preciso que ambas partes quieran depurarse para poder brindarle a la futura vida “lo mejor de cada casa”. No es sólo lo que le transmitimos a nuestro hijo por medio de la placenta (que es vital), sino también nuestro bagaje personal y lo que se transmite a través de la información genética de ambos.  

SU FELICIDAD ES TU RESPONSABILIDAD

Un plan depurativo permite entonces, una limpieza integral del organismo y la consecución de unos hábitos de vida más sanos. Adoptar unos hábitos de alimentación sanos antes de la concepción, junto con un estilo de vida acorde, trae consigo la creación de las condiciones óptimas para el desarrollo y crecimiento del bebé.

 

Es importante tener presente que los planes depurativos son aliados poderosos para desintoxicar nuestro organismo, y es justamente por eso que recomendamos hacerlo antes de la concepción y no durante ni inmediatamente después. Desintoxicar el organismo significa liberarlo de sus toxinas acumuladas, y si lo hacemos justo cuando nos quedamos embarazadas o cuando estamos dando de mamar, esas toxinas pasarán por diferentes vías a nuestro bebé, generando entonces un ambiente en exceso tóxico para él.

 

Durante el embarazo y la lactancia, es indispensable mantener unos buenos hábitos de alimentación y de vida (descanso adecuado, sin esfuerzos, trabajo ajustado a las posibilidades de cada uno), para que el futuro bebé crezca en las mejores condiciones posibles. Pero no llevaremos a cabo un plan depurativo propiamente dicho, porque como explicamos en el párrafo anterior, puede traer consecuencias devastadoras tanto para la madre como para el bebé.

 

Por eso es tan importante realizar un plan depurativo cuando nos planteamos traer una vida al mundo. Se trata de brindarle desde la “raíz” unas condiciones inmejorables.

“…una buena base es la clave de un crecimiento óptimo y feliz…”

Una ingesta de frutas y verduras mayoritaria en nuestro día a día, protege al organismo de la frecuencia de todas las enfermedades orgánicas, como las cardiovasculares y las cerebrovasculares. Es importante que los futuros padres adopten, entre otras cosas, una alimentación basada en frutas y vegetales crudos. Eso proporcionará al futuro bebé las bases para un sistema inmune en óptimas condiciones.

En Hygemon queremos acompañar a las parejas a lo largo de esta nueva andadura. Si eres mujer y estás pensando en quedarte embarazada o incluso si ya lo estás, lo que pretendemos es ayudarte a que le brindes a tu futuro bebé el mejor de los hogares.

Te ayudamos a ayudarlo. Allí donde estés.  

SI ESTE ARTICULO TE PARECE INTERESANTE TE AGRADECEMOS QUE COMPARTAS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Hygemon Terapia Higienista .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Hygemon Terapia Higienista.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

FACEBOOK

Programa Completo

Pincha a continuación si aún no conoces nuestro programa completo de salud integral