Planes détox: no tengas miedo a depurarte

Planes détox

Planes détox: ¿A qué nos referimos?

Cuando hablamos de planes détox, en seguida nos suelen venir a la mente fórmulas mágicas a base de batidos, dietas híper restrictivas y efectos rebote. 

En este artículo queremos ayudarte a diferenciar entre un buen plan détox y una falsa promesa de salud.

Te contamos por qué no debes caer en engaños a base de batidos, barritas sustitutivas de comida, dietas milagro o polvos mágicos.

Para empezar, es importante saber que nuestro organismo se depura de forma natural cada día, ya que posee una capacidad innata para limpiarse y regenerarse a través de nuestros órganos depurativos.

Cuando hablamos de órganos encargados de la depuración, nos referimos principalmente al hígado y mucosa intestinal, riñones, pulmones, piel y sistema linfático. 

Esta depuración es un proceso innato, y se potencia especialmente durante el biorritmo de eliminación, que se lleva a cabo de 6:00 am a 2:00 pm aprox. 

En Hygemon, cuando hablamos de depuración, nos referimos a este mecanismo innato y a las diferentes vías con las que contamos para facilitarlo.

Nuestras depuraciones las realizamos de forma natural, sin pasar hambre, sin dejar de comer y sin que nos genere un estrés mental añadido.

Planes détox: ¿Para qué?

Muchas veces, debido a nuestro estilo de vida, hábitos alimentarios, costumbres, exposición y contacto con diferentes contaminantes externos, situaciones de estrés, etc., nos vemos sometidos a un nivel de toxinas excesivo.

Esta situación puede llevarnos al agotamiento de nuestros órganos depurativos, resintiendo nuestro estado de salud. 

La exposición continua a tóxicos diversos, hace que los órganos depurativos tengan que trabajar cada vez más, fatigándose y perdiendo sus capacidades.

Con un plan depurativo o détox, lo que se consigue es una puesta a punto del organismo, permitiendo que todos sus órganos recobren su vitalidad. 

Esto nos lleva a pensar en una détox como algo necesario en nuestro día a día, para que nos ayude a restablecer el equilibrio de nuestro organismo y potenciar o recobrar la salud.  

Pero es importante tener en cuenta que las détox han de ser bien planificadas, personalizadas y a base de alimentos naturales.

Los planes détox han de ser bien planificados, a base de alimentos naturales y atendiendo a las necesidades de la persona en todo momento.

Planes détox

¿Cómo identifico si se trata de un engaño el plan détox al que quiero acceder?

Lo primero que te podemos aconsejar, es que huyas de las promesas de conseguir una salud de hierro a base de batidos, polvos mágicos, barritas sustitutivas de comidas, siropes o dietas milagro.

Este tipo de «promesas» hacen mucho daño, ya que no respetan la propia fisiología de desintoxicación que posee nuestro organismo.

Además, muchas veces suelen realizarse de un día para otro, lo que conlleva unos efectos rebote muy acentuados en el tiempo. 

Debemos respetar los tiempos que el organismo necesita para desintoxicarse, e intentar que los síntomas propios de una depuración resulten lo más llevaderos posibles.

Un buen plan de détox es aquel que:

¿Qué sigue después de los planes détox? ¿Cómo integro la détox en mi día a día?

Un buen plan depurativo guiado por un profesional  de la salud  permitirá esa puesta a punto que precisaba tu organismo.

Con la realimentación integrarás una forma de comer que favorece los procesos innatos de eliminación y regeneración.

Además, también aprendes cómo combinar los alimentos para facilitar tus digestiones.
Comienzas a identificar de forma natural en qué momento del día tu cuerpo está preparado para comer y a diferenciar el hambre real del emocional. 

Los productos frescos y naturales, como las frutas y las verduras, prácticamente no requieren proceso digestivo y facilitan esta depuración.
Además de que poseen los nutrientes que necesitamos en las cantidades adecuadas para su correcta asimilación.

Resulta sencillo concluir que para facilitar los procesos depurativos innatos, es imprescindible incorporar frutas y verduras en nuestra dieta y mantener un estado de hidratación adecuado.

Pero también es necesario tener en cuenta algunas consideraciones.

Por ejemplo, una persona con una mucosa digestiva especialmente dañada, es probable que no tolere bien en un primer momento las frutas y las verduras.

En estos casos, será necesario utilizar otras vías para realizar la depuración, como caldos de verduras, jugos verdes o incluso un ayuno hídrico, hasta que su mucosa digestiva recupere su vitalidad y equilibrio.

Por eso recalcamos la importancia vital de que las détox han de estar guiadas por profesionales de la salud. 

Se puede potenciar la salud por vías puramente naturales, solo es preciso establecer las condiciones adecuadas para que el organismo desempeñe sus funciones. 

Nosotros comenzamos nuestros seguimientos favoreciendo la depuración natural del organismo.

Permítenos acompañarte a través de nuestro programa CISE y descubre todo lo que un plan détox guiado, acompañado y que atiende a tus necesidades en todo momento, puede hacer por ti. 

SI ESTE ARTICULO TE PARECE INTERESANTE TE AGRADECEMOS QUE COMPARTAS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest

La salud tiene un orden. Descubre el camino correcto para potenciarla.

Método propio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad