Qué opinan de nuestro CISE


Preferimos que sean nuestros clientes los que hablen por nosotros y te cuenten su experiencia. Te mostramos sus testimonios.

Gabriel Paredes.
Músico y dibujante.
Ancud, Chile.
Acude con: baja autoestima, miedos e inseguridades, dificultad en materializar ideas o proyectos
(pasar a la acción), apego sentimental y cándidas.

“Hygemon me ayudó a volver a vivir el presente, elevar mi autoestima, reconectar con mis emociones, mi entorno y tomar acción en mi vida.

Cuando los conocí, llevaba ya algunos años practicando un estilo de vida más higienista y de alimentación a base de frutas, pero a nivel emocional, mi autoestima estaba por los suelos, tenía muchas metas pero no materializaba ninguna ya que me daba miedo pasar a la acción y me cuestionaba absolutamente todo lo que pensaba; además, estaba con un peso por debajo de lo normal para mi altura y tenía un exceso de cándidas intestinales. 

Siempre me he considerado una persona con una gran creatividad, pero llevaba un tiempo estancado en ese aspecto y no me veía crecer como artista. Sentía la falta de un plan de acción para lograr mis metas de manera clara. 

Los conocí a través de una página de Facebook sobre la dieta 08/10/10, y mi idea principal era hacer ayuno hídrico con ellos, por el tema de las cándidas. Debido a mi bajo peso no fue posible realizarlo. Tanto Suso como Flor me recomendaron primero regenerar el organismo para poder alcanzar un peso saludable para mi altura. Mi enfoque sobre la salud cambió en ese momento, y me entregué a su programa C.I.S.E.

Al cabo de dos meses, había recuperado el peso normal para mi altura. En el proceso de coaching, abordaron conmigo  muchos aspectos importantes de mi vida que hasta el momento no había tenido en cuenta.

Gracias al programa C.I.S.E. y el acompañamiento continuo de ellos, me he vuelto más consciente y concreto a la hora de planificar, llevar a la acción mis ideas y lograr mis objetivos.

Este proceso me permitió cumplir una meta que tenía estancada hace tiempo: emprender un viaje de aprendizaje, de cambio de vida. Pude cumplir mi sueño de viajar solo a la selva peruana y aprender un nuevo estilo de vida, más conectado con la naturaleza».

María Isabel González Galindo
Economista. Asesora financiera, contable y fiscal.
Madrid. 
Acude con: hipotiroidismo, amenorrea, anemia, esclerosis múltiple, operada de cáncer de mama, estrés familiar, dificultad para establecer límites.

“Después de haber realizado el programa CISE, noto como mi cuerpo va adquiriendo de nuevo su equilibrio físico y emocional. Me siento cada vez más fuerte, con la piel cada día más bonita; la tiroides, la anemia, la vitamina B12 y el peso se han regulado sin necesidad de tomar medicamentos. 

No he vuelto a tener brotes de esclerosis múltiple, y las revisiones del cáncer de mama salen perfectas. He aprendido a poner límites, gestionar mi estrés, priorizar lo importante y  a confiar en mí misma. Al entender que todo está relacionado, ahora presto atención a todos los factores de salud y vivo con una actitud positiva y de gratitud. 

Estoy muy agradecida de haberme dado la oportunidad de cambiar mi forma de vivir acompañada de grandes profesionales y grandes personas que me han apoyado en esta decisión tan importante. Me siento feliz. Soy una mujer nueva, llena de fuerza”.

Pilar Pastoriza
Funcionaria.
Bueu, Pontevedra. 
Acude con: colon irritable y problemas para conciliar el sueño.

«Cuando llegué a la consulta, llevaba año y medio con mucho dolor abdominal e hinchazón en el vientre, que no me permitía dormir. El diagnóstico del médico era posible colon irritable, pero nadie me daba una respuesta a mi problema. Tenía también los triglicéridos muy altos. Para mi sorpresa, en muy poco tiempo he podido regularizar esa situación. 

Durante el proceso, se ha identificado que tengo una intolerancia a las proteínas de la leche de vaca y por ello, fue preciso sustituir los lácteos en mi alimentación, lo que, contrariamente a lo que pudiera suponer, no significó ningún problema, ya que durante el coaching, me han dado muchas ideas de cómo hacerlo. 

Actualmente, mi dieta es variada dando prioridad a la fruta, verduras y hortalizas pero sin dejar de comer lo que me gusta. He bajado 10 kg de peso y he podido mantenerlos en el tiempo, ya que me han enseñado las bases de la nutrición consciente. También he podido poner límites en mi familia, lo que ha repercutido en un ambiente familiar más armonioso. 

A días de hoy, luego de tres años, mi intestino está felizmente regulado con alimentos naturales, y yo me siento plena y saludable”.

Alma Fernández.
Guardia de Seguridad.
Madrid.
Acude con: candidiasis intestinal. 

«Tenía candidiasis intestinal diagnosticada hacía tiempo. Llevaba 9 años sin poder comer una pieza de fruta porque me daban ataques de cándida. Me quedaba como en shock, con la vista perdida, con apatía, sin fuerzas, excesivamente cansada. Había limitado al extremo mi alimentación, haciendo que mi organismo se resintiera a causa de la poca variedad de alimentos que ingería. 

Descubrí el programa CISE en agosto del 2018, y me decidí a probar, porque ya no sabía qué más hacer (había probado médicos y especialistas sin resultados) ni qué más comer (mi alimentación era muy limitada, todo me provocaba brotes de candidiasis). 

Junto a Hygemon, he realizado 6 días de ayuno hídrico, a la vez que me enseñaron a canalizar mis bloqueos emocionales y patrones de conducta. He aprendido a gestionar el estrés, la ansiedad y la frustración que sentía. Y lo más maravilloso es que con los nuevos hábitos de alimentación, ahora mi dieta es altamente variada y equilibrada. He vuelto a comer frutas y verduras y la cándida no se ha vuelto a manifestar.

Mi problema de candidiasis se ha resuelto. Me siento una mujer nueva, empoderada y con mucha más energía de la que algún día soñé. Los recomendaría sin duda».

Sandra González Collazo. 
Modista.
Pontevedra. 
Acude con: estrés, ansiedad, depresión, apatía, dolor agudo en el hombro izquierdo, sobrepeso e insomnio.

“El CISE cambió mi vida. Llevaba tiempo sintiéndome muy mal: estaba cansada, hinchada y apenas dormía, de mal humor y con una ansiedad que me provocaba comer a todas horas. La relación familiar era muy tensa, ya que mi rabia acumulada no me permitía mantener una relación fluida con mi familia. 

Con este coaching integral he adelgazado 9 kilos de forma natural, aunque ese no era mi objetivo principal, y he aprendido a gestionar la rabia y las emociones que me invaden: ahora me permito sentir y la relación con mi familia se ha transformado para mejor. 

Soy una mujer nueva,  más positiva, estoy más alegre y veo la vida de otra manera. Duermo profundamente y tengo una energía increíble. 

El hombro ya no me duele, incluso he cambiado de trabajo a uno más físico (en la construcción, con mi marido) y puedo afrontarlo sin molestia ninguna. Sumado a esto, he aprendido a comer de forma sana y sin renunciar a nada. Siento que vuelvo a vivir”.

Sandra Dorado González.
Auxiliar de enfermería.
Pontevedra.
Acude con: dificultad en la recuperación de lesiones, dificultad para establecer límites, estrés, ansiedad, depresión.

«Llevaba mucho tiempo sintiéndome muy triste, agobiada, estresada, enfadada con el mundo en general y con mi familia en particular. Había sufrido 3 accidentes de coche en el último año (2016) y me encontraba de baja en el trabajo por una lesión en el brazo. 

Conocí el coaching integral de salud por etapas por una amiga que me lo recomendó y decidí probar, porque me resonaba mucho lo de ver, entender y tratar al ser humano como un todo. 

Realicé con ellos un ayuno hídrico de una semana y también aprendí a alimentarme conscientemente, a gestionar mi estrés y reconocer los patrones emocionales que me estaban impidiendo avanzar. He bajado 10 kg en todo el proceso y a días de hoy, tres años después, me mantengo en mi peso. 

En medio del programa, me dieron el alta  médica por el brazo, cosa que me sorprendió mucho, porque llevaba meses de baja porque el dolor era continuo. A partir de entonces, cuando me lesiono, me recupero mucho más rápido. 

Además, he conectado con mi esencia: sé lo que quiero en mi vida y hacia dónde dirigir mi energía. Pude establecer mis límites y mi espacio personal, la relación con mi familia mejora cada día y soy capaz de ver la oportunidad de crecimiento en las circunstancias que vivo.

Estoy tan contenta con esta nueva vida que ahora soy yo la que recomienda este sistema a mis familiares y amigos».

Luis Manuel Villegas. 
Músico profesional. 
Barcelona. 
Acude con: ruptura sentimental problemática, estrés, baja autoestima, dependencia y apego, dificultad para establecer límites.

«Mi experiencia con Hygemon ha sido claramente positiva. Llegué hasta ellos a través de un amigo que me comentaba la importancia de la alimentación a la hora de generar buenos pensamientos y equilibrar el estado anímico junto con las sesiones de terapia. 

Yo estaba pasando una época difícil de cambios y bastante tensión, y después de informarme, decidí realizar el coaching integral de salud por etapas. 

Después de este tiempo me encontré más compuesto y con una serie de herramientas que ha día de hoy me ayudan ha conocerme y afrontar mi día a día de mejor manera, además de mantener unos hábitos de alimentación saludables. 

La experiencia y la relación calidad-precio junto  con el seguimiento de cuidado que ofrecen me parece bueno y sin duda recomendable».

Aracely Mujica Duarte.
Cocinera. 
Venezuela. 
Acude con: estrés y ansiedad, principio de depresión, dislipemias y picor vaginal. 

“Luego de un ayuno hídrico de 21 días, he bajado 10 Kg de peso y no los he recuperado, ya que he aprendido a relacionarme con la comida de forma sana. He dejado de usarla para tapar mis emociones y me siento llena de energía y vitalidad, sin dejar de comer lo que me gusta. 

He aprendido a poner límites, a delimitar mi espacio y a colocarme en un primer puesto. Además, el colesterol ha vuelto a sus valores normales. 

Me sentí muy arropada a lo largo de todo mi proceso. Suso y Flor estuvieron continuamente pendientes de cómo me encontraba y con el teléfono abierto por si lo necesitaba. 

Este proceso me ha ayudado a identificar mi proyecto de vida: me gustaría, con el tiempo y formación adecuada, dedicarme a ayudar a las personas mediante las terapias naturales. 

Tengo pensado hacer un ayuno de 40 días más adelante y volveré a llamarlos sin dudarlo”.